John Jacob Astor el primer comerciante internacional

John Jacob Astor fue uno de los primeros capitalistas realmente diversificados que existió.

Nació en 1763 en Waldorf, Alemania y consiguió grandes éxitos con el negocio de las pieles.

Inicios

Siendo aun joven, su familia lo mando a Londres a ayudar a su hermano, comerciante de instrumentos musicales. Allí aprendió a vender a los hombres adinerados y a llevar las cuentas.

Sin embargo fue el negocio de las pieles era lo que mas l

En 1784 se mudó a estados unidos a trabajar como peletero en Nueva York, en esa época se pensaba que con un poco de iniciativa y ganas de trabajar uno se podía ganar bien la vida.

Al cabo de unos pocos años volvió a Londres. Y empezó a llevar pieles a Londres y a llevar instrumentos musicales a Nueva york.

Gracias a los conocimientos adquiridos con su hermano John Jacob Astor empezó a hacer inversiones muy diversas en bancos, compañías de seguros y bienes inmuebles, gracias todo ello a su negocio de pieles.

American fur company

En 1808 John Jacob Astor decidió crear la American fue company con la que estableció puestos de comercio a lo largo del río Misuri y Columbia.

La American Fur Company estuvo compitiendo con monopolios como la British Hadson Bay company de Canadá y consiguió salir adelante gracias a las buenas relaciones que tenia con los británicos y los nativos (los cuales le dieron permiso para comerciar).

En ese momento sus negocios ya se habían ampliado con la venta de armas, lana y el opio.

Se dice que su éxito fue debido al control que tenia sobre los políticos clave Américanos y Británicos.

Como funcionaba su negocio

A trabes de sus puestos de operaciones compraba pieles directamente a los indios a cambio de artículos domésticos y alcohol.

Las pieles se exportaban a Europa y China en barcos de su propiedad y se canjeaban por artículos de lujo Europeos y chinos.

Los artículos de lujo los importaba a Estados unidos y vendía en Nueva York.

Astor participó en la creación de el segundo banco de Estados Unidos, con lo que amplió aun mas su poder en el ámbito político.

1830

A mediados de 1830 decidió retirarse de su negocio de pieles y empezó a meterse en acciones inmobiliarias arriesgadas en torno a la zona de Manhattan.

En su lecho de muerte dijo: si pudiera nacer de nuevo compraría hasta la última pulgada cuadrada de Manhattan.

Financió muchas obras Filantrópicas.

Se dijo que en el momento de su muerte, su fortuna ascendía a 20 millones de dólares, lo que lo convertía en el hombre mas rico de Estados Unidos.

En 1 mes ¿que toca hacer?

En breves se me acaba el contrato de la Renault (si el primer año). La pregunta del millón sería ¿qué toca ahora?.

Creo que depende de cada uno elegir lo que desea hacer y yo quiero seguir trabajando. La verdad tengo mucho que hacer y no mucho tiempo la verdad.

Aprovechando cada segúndo

¿Cada cosa que estudia uno es aplicable a la vida real?.

Es decir, como elegímos lo que tenemos que saber para tener oportunidades en un futuro.

Esto me dio que pensar así que empecé pensar en una estrategia para hacer todo lo que quiero en poco tiempo.

Para empezar cuales son las cosas por las cuales estoy actualmente obsesionado y que me llaman la atención. Las que no soy capaz de quitarme de la cabeza en todo el día.

Esas cosas son… Ventas (sí es lo primero porque admito que nunca se me han dado bien especialmente y digamos que estoy arto de que sea así), siempre quise tener un ecommerce pero nunca fuy capaz de dar no solo un buen paso, sino que yo mismo me limitaba… ¿Porque? Tenia que descubrirlo…, marketing (siempre me llamo la atención y nunca profundice tanto como para llevarlo a la práctica (toca darle la vuelta a esto), escribir bien una historia es algo que siempre también quise hacer… No tanto escribir un libro solo escribir la historia.

Y por último que tipo de vida quería tener, que era para mí EXITO. Porque si os dais cuenta, cada uno tiene un concepto de éxito completamente distinto a los demás.

Lo que para mi es éxito para ti puede no serio perfectamente. La idea es que quiero tener claro lo que quiero y lo que debo hacer.

Ir por metas ayuda mas o menos, pero sin un porqué de fondo nadie se va a mover.

Respecto al blog tengo una idea de lo que quiero pero creo que no es suficiente, ni le he dedicado el tiempo que se merece ni he hecho gran cosa a su alrededor, lo bueno esta relaciónado con el objetivo final y pienso divertirme como un niño para conseguirlo.

Problemas

Bueno, de esto siempre hay, de hecho es de lo que mas sobra y si soy sincero creo que la mayoría salen de mi mismo. Quiero arreglarlo y voy a usar una terapia de choque.

A grandes males, grandes remedios… A partir de la semana que viene van a haber mas post. Voy a empezar con eso.

Y si os estais preguntando que estoy haciendo respecto a las otras metas, digamos que ya estoy buscando proveedores y estoy probando a escribir de manera mas persuasiva.

Aunque como todo,va a llevar tiempo pulirse así que hay que prácticar de hay que vaya a haber mas post y mas historias.

¡Hasta el próximo post!

Reescribiendo desenlace

Desde el ultimo post imaginaros que ha pasado un mes desde la operación.

La cita

Un día como otro cualquiera me llega una carta para una cita con el oncologo.

En este caso es para dentro de un mes.

Estamos a inicio del siguiente mes y recibo una llamada del oncologo. Tengo que ir si o si esa misma semana para tener los resultados de la prueba.

Me pareció raro que me avisasen tan pronto, pero bueno en mi cabeza estaba la seguridad de que cuanto antes fuese antes se acabaría la espera para poder ir trabajar de una vez.

En la consulta, nada mas entrar, el médico no tenia muy buena cara y en ese momento después de sentarme me dio la noticia.

Tenia un cáncer de nivel dos, que sí estaba concentrado en un solo punto y lo extirparon, pero tocaba hacer análisis cada poco y prepararse en caso de necesitar quimio.

Estaba destrozado… Aparentemente no, por fuera parecía que estaba bien aunque por dentro estaba gritando.

Nada mas salir de la consulta lloré por 5 minutos… Y acto seguido estuve un par de días que no quería hablar con nadie, nada mas que conmigo mismo.

¿Y ahora?

Aun estando hecho polvo, me di cuenta de que llorar a mi no me servía de nada.

Pese a la noticia tenía que centrarme en ponerme bien y como no. ¡Algo había que hacer!.

Lamentarse por desgracia no arregla las cosas. Hacer algo cualquier cosa fijo me iba a ayudar mas que no hacer nada.

Me preparé mental y físicamente por si tocaba hacer quimio y decidí que mientras tendría que hacer todo lo que postergué en su momento (que no es poco) para empezar a andar hacia donde quería ir de verdad.

Y aquí llega la parte mas difícil. Que es organizarse, hacer y aprender. Sí, en ese orden. Ahora lo veo mas razonable que organizarse, aprender y hacer.

Si empiezas… Ya no queda otra que ir mejorando ¿no?.

En cuanto recibí el alta volví a trabajar aunque ya no era el mismo que al principio si tenia las mismas ganas que al empezar.

En el siguiente post OS hablare más sobre lo que estoy trabajando ahora y por favor ser críticos conmigo, ¡no os cortéis!.

Técnicas de memorización para libros e idiomas.

Muy buenas chicos y chicas ¿como os encontráis este viernes?. Yo me encuentro genial y espero que vosotros también.

Hoy quiero hablaros de un libro que cayó en mis manos de casualidad y que estuve a punto de no comprar. Lo compré hace relativamente poco y la verdad y siendo sincero pensaba que sería un rollo y que no me iba a aportar absolutamente nada.

Lejos de este pensamiento se encuentra el hecho de que cuando empecé a leerlo y leía mucho y a fondo me encontraba en el capitulo número dos y ni siquiera me había enterado de la hora que era.

¿Como se llama el libro?, os estaréis preguntando.

ULTRALEARNING

¿Y este libro que es lo que tiene de genial? Muy bien, a eso voy.

Si pudieseis sacaros una carrera en uno o dos años de manera intensa, con trucos y técnicas probadas ¿elegiríais saber el cómo?.

Yo sí y fue inevitable que lo cogiese, en el mundo actúal toda ventaja es poca y si aprendes algo mas rápido que los demás y SABES sacarle provecho, en mi humilde opinión la vida será mucho mas fácil.

En este libro Scott H. Young nos cuenta lo que el a hecho para sacarse una carrera en el MIT (sin estar físicamente allí), también nos hablará de los queridos idiomas, de como hay que tomarse cada proyecto de aprendizaje, del porque se quiere aprenderlo y de la dedicación necesaria para conseguirlo.

¡No ofrece recetas milagrosas!¡cuidado!. No es fácil, conlleva mucha planificación y la práctica es dura os lo aseguro.

Aun así creo que merece la pena ya sabéis, en esta vida o trabajas o te pierdes… Y el perderse es duro así que es mejor ponerse manos a la obra cuanto antes sabiendo hacia donde quieres ir.

¿Donde se puede comprar el libro?

  • Www.amazon.es
  • Www.lacasadellibro.com

RECOMENDACIONES PREVIAS ANTES DE LEERLO

Tener preparados estos materiales, vais a necesitarlos.

  • Bolis (para recalcar alguna frase importante, yo las rodeo.
  • Libreta (Los apuntes son básicos para acordarse de tordo).
  • Lapiz (¿quien no apunta en los márgenes).
  • Fosforitos.

Si queréis aprender y aplicar como es debido eso va a ser básico, por supuesto tomárselo enserio cuando lo apliqueis y DISFRUTAR AL HACERLO enserio, no hay nada peor que ponerse a estudiar algo que odias.

Libro ULTRALEARNING de Scott H. Young

Reescribiendo tercera parte

Recordemos que estaba en la habitación de el hospital.

Antes de marchar

No era consciente ni del tiempo, ni de la hora, todo se veía borroso y admito que aún estaba dormido.

Aún estando medio inconsciente me di cuenta de que mis padres llegaron casi a la vez que llegué a la habitación.

Mejor no digo cómo fue la noche…

Había dormido tanto que me fue casi imposible dormirme. Enserio fue lo más horrible que me pasó, aunque bueno…

Cómo veréis la cosa mejorará.

Al día siguiente de haberme operado, si lo que estáis leyendo, me mandaron marchar, recibí el alta. En ese lo momento lo que sentía era una mezcla de alegría y un poco de mosqueo, de hecho el paciente que estaba a mi lado quedó flipando.

Anécdota antes de llegar a Asturias

Nos acercábamos al famoso peaje del huerna, era inevitable tener que pagar… Así que decidimos parar, además no me encontraba muy bien.

Tenia la cara blanca como la nieve y un dolor en los puntos que casi impedía que pudiese caminar.

El sitio en concreto no recuerdo como se llama, pero lo que siempre recordaré es a la camarera que me preguntó si me encontraba bien.

Es raro de ver este comportamiento últimamente y es algo que, aunque no es mucho siempre tendré en cuenta. Voy a buscaros el nombre del bar para que les hagáis una visita si tenéis ocasión.

En Asturias.

Que de menos echaba mi tierra, es algo que no se siente hasta que estas un largo tiempo fuera, sobretodo al no tener ni fabas ni pote tradicionales (es una de las cosas que recomiendo probar si tenéis la oportunidad de pasar por sus bellos paisajes).

Ver a la familia y a los gatinos me dio la vida, me relaje y en sentó genial, lo cierto es que el tiempo que pase allí se me paso volando.

Obviamente uno se siente un poco hecho polvo en esos momentos, imaginar no por salir de casa de 10 días que creo que fue lo que estuve al final, añadirle los puntos y las curas y como no añadirle las dudas de si todo estaba en orden otra vez (Os recuerdo que aún no sabia lo que tenia).

De todos modos lo mejor fue ver a la familia y comer en casita por una vez, ¡que rico estaba todo!.

De vuelta Valladolid

Desde luego va a ser una estancia que nunca olvidaré. Estaba solo en la habitación y entre la casera que es genial (no me dejaba moverme ni hacer nada para que estuviera bien) y una vecina esas semanas restantes fueron mas tranquilas y fáciles.

Lo único malo la ansiedad de hacer algo productivo.

El problema es que no tenia muchos medios para dedicarme al blog y quería aprender algo diferente, algo nuevo…

Decidí leer y estudiar copywriting y storytelling. Si se que no es algo nuevo ni novedoso pero a eso le veo mucha salida si se utiliza sabiamente.

Próximo día mas que ya lo estoy alargando mucho.

HASTA EL PROXIMO POST CHICOS Y CHICAS.

Reescribiendo segunda parte

Recordemos se me acababa de caer el café CALIENTE en un pantalón BLANCO por culpa de los nervios.

Esto es lo que pasó después.

Me llamaron para hacer análisis de sangre y una mamografía (si, así la llamaron). Para ver qué era lo que tenía.

Lo interesante de esto era que mientras me hacían las pruebas no estaba nervioso, de hecho estaba muy relajado.

Tardamos como 20 – 30 min en hacerlo todo y los resultados se dieron dos horas después.

Debían de ser las 18:00 cuando me llamaron a otra consulta con la especialista (oncóloga).

No me dieron medicinas de principio porque no estaban seguros de lo que tenía.

Gracias a ella recibí las primeras, aunque admito que a partir de entonces SI estaba algo más preocupado, mis padres nerviosos no me paraban de envíar mensajes y yo intentaba por todos los medios tranquilizarlos.

Entonces, estaba en una habitación en la parte de detrás de las consultas de urgencias cuando me llega la noticia…

Te vamos a operar, hay que hacerlo cuanto antes así que en media hora te vas a ir para tu habitación.

Tenía la cara blanca y estaba asustado, claramente NO ME APETECÍA OPERARME.

Pero… Los profesionales son ellos así que no me queje.

Por cierto les estoy muy agradecido, eso siempre.

A todo esto aún no tenía ni idea de lo que tenía y desde luego no tenía ni idea de lo que me esperaba…

Básicamente lo único que pasaba por mi cabeza era que el día se había torcido demasiado 😅.

En la habitación

Me llevaron a la habitación, por cierto el chico que me llevo muy atento, se podía hablar con el, educado y he de decirlo, bastante tranquilizador. (No tenía ni idea de lo que me esperaba y me explico lo siguiente que iban a hacer, así que en cierto modo me ayudó a seguir).

Avise a mis padres de que me iban a operar y ya estaban preparados literalmente para venir a verme lo cuál se agradeció muchísimo. Y los compañeros de trabajo también entonces claro, a uno estas cosas lo dejan descolocado ya que no es lo normal así que GRACIAS COMPAÑEROS.

Ya estaba preparado para la operación y los nervios no eran pocos, las enfermeras muy buenas y atentas.

Me preguntaron que tal estaba… Sinceramente miré con cara de circunstancia y después me reí.

– Has estado en mejores circunstancias, me dijo la enfermera.

La mire riéndome y dije que sí pero bueno, poco podía hacer tan solo seguir para adelante.

En la operación no me enteré de nada, de hecho nunca había dormido tan bien.

Aunque me sentía un poco raro por la situación, el hecho de estar muy relajado y dormido ayudó mogollón.

Del sueño que tuve mejor no os hablo.

Creo que daría para tres novelas…

En el próximo post os seguiré contando está racha.

No os voy a contar el final… Todavía.

HASTA LA PRÓXIMA

Reescribiendo

¿Qué es lo que pasa cuando descubres que quieres hacer más?. Lo más normal del mundo para buscar la respuesta a esta pregunta es descubrir que es lo que quieres hacer en REALIDAD CON TU VIDA.

No todo el mundo está dispuesto a hacer grandes sacrificios para conseguir lo que quiere, teniendo en cuenta que se mejora más cuanto más incómodo te pones es algo que da que pensar.

Voy a contaros una pequeña historia que espero que os motive a seguir adelante pese a lo que pueda ocurrir en vuestra vida.

¿Cómo empezó este año?

Se puede decir que desde diciembre del año pasado tengo una mentalidad distinta, diferente e incluso diría que un poco extraña…

Poneros en la situación de que un día os ponéis malos (pensar en una semana más o menos), os cuesta trabajar los últimos dos días de esa semana y el dolor es tan acuciante que es imposible dormir más de tres o cuatro horas.

Decidís ir a la médico de cabecera que os manda directamente a urgencias (tenía que trabajar a las dos y ese día ya veía que llegaría tarde).

– Bueno, espero que no sea muy grave para poder ir a trabajar, ¡tengo ganas de ir!. (Eso era lo que pensaba en ese momento).

Llegar a urgencias y esperar 10 minutos en los cuales ya me empecé a sentir raro…

No tenía muy claro lo que tenía entonces es normal estar algo nervioso…

¡Me llaman!, Me levanto de un brinco y con prisa me dirijo a la consulta, el doctor que me atiende es atento y he de decir que bastante directo.

Empiezan las primeras pruebas.

Me mira y me dice que no es normal que este tan hinchado.

-¿Te duele?. Me pregunta.

– Si, de hecho hoy no pude descansar bien por culpa del dolor.

Me mira con cara de circunstancias y voy admitirlo ahora un poco preocupado.

La cabeza ya empieza a funcionar acelerada y es incapaz de pensar de manera ordenada.

Las preguntas surgen de la nada como un torbellino y no ser capaz de responder a ellas es de lejos lo que más me preocupa.

Es hora de salir de la sala de consultas… Ya debían de ser la 13:15 – 13:30 de la tarde.

Cómo soy muy listo decido tomarme un café (ya estaba nervioso, por estarlo un poco más bueno, daba igual).

Lo compró me pongo a tomarlo y se me cae ENTERO en los pantalones BLANCOS que llevaba en ese momento.

– Menudo día. Pienso para mí.

– Al menos no podrá ir a peor…

¡JA!

La siguiente parte de la historia en el siguiente post, lo escribiré mañana.